EXPORTACIÓN DE UVA DE MESA DE LA REGIÓN DE COQUIMBO GENERA BUENAS EXPECTATIVAS.

Se estima que la región de Coquimbo aumentará en 1,5% su producción en uva de mesa comparado a la temporada pasada.

A fines de noviembre comenzaron los primeros envíos de uva de mesa de Chile al extranjero. La campaña inició en un contexto ligeramente diferente respecto a otras temporadas, lo anterior debido a la sequía que afecta al país. Sin embargo, las proyecciones en la industria son positivas.

De acuerdo a datos de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa), se espera que, para la temporada 2019-2020, la producción chilena de uva de mesa sea similar a la anterior. De esta forma se estima que Chile exportará un volumen en torno a las 643.600 toneladas (78,5 millones de cajas de 8,2 K equivalente). Esto es una reducción de 1,6% con respecto a la temporada pasada en Chile.

Pero los números cambian respecto a nivel local, ya que de acuerdo a cifras del SAG, se estima que la región de Coquimbo aumentará en un 1,5% su producción en uva de mesa comparado a la temporada pasada, pasando desde las 100.164 toneladas a las 101.692 toneladas.

Así lo confirma José Corral, Vicepresidente de la Sociedad Agrícola del Norte, quien señala que se pasa por un escenario “bastante más positivo que el año pasado y principalmente porque la fruta que compite con la chilena tiene volúmenes mucho más acotados que la temporada pasada”.

De esta forma menciona que, por ejemplo, Perú ha hecho una estrategia de exportación bastante más balanceada y en el contexto general a Estados Unidos le deben quedar 3 millones y medio de cajas, “lo cual es nada para esta temporada y Chile acaba de llegar con su primer contenedor. Además, los precios en uvas rojas estuvieron alrededor de 24 y 26 dólares y las blancas están alrededor de 30 dólares, que son bastante más altos que al inicio de la misma temporada del año pasado. Por lo tanto, el tener a un Estados Unidos bastante más desocupado, sube el volumen que tengamos de Chile y tendremos un escenario bastante más positivo”, menciona Corral.

Así mismo indica que por el lado de Europa, la organización de productores de uva de mesa de Sudáfrica anunció una caída a la estimación inicial que se tenía, “por lo que ese continente podría ser una alternativa para la fruta chilena antes de lo que nosotros pensábamos”.

Esta visión es respaldada por Mariano Rodríguez, dueño de la Agrícola Santa Raquel de Vicuña, quien lleva más de 40 años como productor de uva de exportación, quien señaló que “será una temporada muy difícil y compleja, pero pensamos que vamos a sacarla bien gracias a la buena gestión que ha hecho la Junta de Vigilancia. La temporada pasada exporté 15 mil cajas y este año puede ser algo más, pero con mucho esfuerzo”.

Rodríguez plantea dos incertidumbres para la siguiente temporada, la primera es la falta del recurso hídrico y la segunda es el cambio climático, que con las altas temperaturas se han quemado muchos viñedos, por lo que pide ayuda y soluciones al Gobierno señalando que “la agricultura es el alimento de la población y debería tener a nivel gubernamental una preponderancia mucho mayor”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *